Los penaltis hicieron justicia y el CD Rincón jugará la final de la Copa Andalucía

El equipo rinconero obtuvo el pase a la heroica en la tanda de penaltis en un partido de puro sufrimiento

Sólo una emocionante y eterna tanda de penaltis pudo hacer justicia al buen juego y las ocasiones que realizó el cuadro rinconero en la semifinal de la Copa de Andalucía celebrada en Mijas y que le enfrentó al Villacarrillo jienense. Los de Aitor Castillo disputarán la final que se celebrará a las 12 del mediodía del próximo domingo en el mismo escenario mijeño y que sirve a los rojillos para participar en la Copa de SM El Rey.

Muy apasionante estuvo la primera semifinal de la Copa de Andalucía de Fútbol que enfrentaba a Club Deportivo Rincón y al Villacarrillo en un duelo que acabó con empate a cero goles y que se decidió en una interminable tanda de penaltis. El cuadro rinconero fue superior a su rival, dispuso de la posesión del balón en un centro del campo donde entre Roca, Adal y Conejo se bastaron para controlar el juego. Las ocasiones no fueron muy claras en un encuentro en el que los jienenses se armaron atrás y se hicieron fuertes en tareas defensivas. Con ese planteamiento, y esperando alguna contra, la primera mitad concluyó con buenas sensaciones para los de Aitor Castillo que parecía dispuestos a vencer el choque en los siguientes 45 minutos.

Tras la reanudación la tónica no varió demasiado y las llegadas rinconeras se fueron sucediendo sin lograr materializar ninguna de las acciones de peligro de las que dispusieron durante la primera media hora de juego. El Rincón buscaba con tesón la portería rival, mientras que su rival parecía conformarse con no encajar gol y llegar a la tanda de penaltis. Pereció una redición de la semifinal de la pasada campaña. Después de 90 minutos de mucha pasión, tanto dentro como en las gradas, donde los aficionados rinconeros desplazados en un autobús fletado por el club animaron sin parar durante todo el encuentro, se llegó al final con las tablas en el marcador y la sensación de que el Villacarrillo tenía una bola extra,  que no habían merecido.

La lotería de los penaltis, que fue esquiva el año pasado, acompañó en esta ocasión a los rinconeros, pero no sin un importante grado de incertidumbre cuando, después de disponer de dos tantos de ventaja, sendos errores volvía a meter a los jienenses en la eliminatoria. Se iban sucediendo lanzamientos hasta llegar a una muerte súbita, en la que los rojillos acabarían imponiéndose tras un error de sus rivales y el gol de la clasificación obra de Óscar.

El cuadro rinconero estará en la final del domingo a las doce del mediodía ante el vencedor de la semifinal que enfrentan a UP Viso y al Montilla. Además de optar a lograr, como hace dos años, la Copa de Andalucía, el sueño de repetir clasificación para la Copa de SM El Rey está conseguido y el bombo de Las Rozas está un poco más cerca.